¿Cómo reconocer que es una contracción?


Antes que nada, valga la aclaratoria: aunque son llamadas "contracciones", prefiero en lo personal lamarlas "expansiones" tal como las llama Ina May Gaskin.

Una de las cosas más inquietantes del primer embarazo es no saber cómo será el momento del parto ¿Cómo serán "los dolores", las contracciones? ¿Cómo voy a reaccionar en ese momento, podré realmente hacer todo lo que "aprendí" en el curso prenatal, o todo lo que leí, investigué, estudié... ? ¿Sabré que estoy en parto? Todas estas preguntas son bastante frecuentes y típicas ya que somos primerizas. Aunque existen casos de mujeres que no logran identificar los síntomas, hay otras que intentamos estar conectadas con nuestro cuerpo y escucharlo, observarlo, respetarlo, dejarlo ser.

No importa cuanto hayamos leído al respecto, al entrar al momento del parto, entramos en una sintonía superior que nos guía instintivamente y que debemos experimentar por cuenta propia. Claramente, hay instintos adormecidos, otros más sensibles, sin embargo, lo importante es saber que todas las mujeres estamos diseñadas para parir, aunque siempre hay factores que pueden interferir en el proceso.

Es respetable cualquier forma que el bebé escoja para nacer.

Existen muchos tipos de contracciones ya que el útero está en constante crecimiento, sumado a las hormonas y al bebé, pues, nuestro útero es bastante concurrido de estímulos.

Algunas contracciones ocurren desde muy temprano el embarazo, pero no llegamos a sentirlas o reconocerlas, luego puede que percibas "algo" diferente en tu panza, y en realidad cada mes es una gran sorpresa. Cada cuerpo es único, así que recuerda que no todas percibimos las mismas cosas de la misma manera. Lo importante es, a fin de cuentas, reconocer que estamos en el momento del parto. Para esto es importante saber en qué semana estamos, es decir, a partir de la semana 37 (en teoría) el bebé está listo para llegar, sólo debe enviar las señales químicas que anuncian en nuestro cuerpo el "¡hey! ¿están listos?, ¡voy llegandooo! ¿preparados? útero, empieza a borrarte (o dilatarte, o expandirte), Sra. Contracción, por favor avise lo que viene inminentemente..." y así, el lenguaje de nuestras hormonas, nuestro cuerpo, nuestro bebé y nuestra capacidad de interpretación deben intentar armonizar y operar para recibir al bebé.

Vale decir que hay contracciones que anuncian "el falso parto". Estas son las contacciones de "Braxton", que son igualitas a las del parto sólo que nunca aumentan de intensidad, sólo de frecuencia y luego, cesan.

Repito, lo importante es la fecha de tu gestación. Si estás en la semana 37 o más, y sientes "algo diferente" muy probablemente estés cerca del parto. Este "cerca", sin embargo, puede indicar, horas, días o semanas, según el tipo de contracción.

¿Qué se siente?

En realidad sentimos tantas cosas a diario durante el embarazo que te aseguro que cuando sea el momento lo sabrás. Aprendemos a diferenciar entre un gas o un movimiento del bebé; aprendemos a diferenciar entre una patada o un ataque de hipo del bebé... Pero cuando sientes algo nuevo, como un "apretón" en el vientre; algo muy similar a un calambre menstrual, una puntada, una tensión; una sensación que no proviene de un movimiento del bebé que ya está bastante grande y hemos sabido identificarlo; entonces muy probablemente es una contracción. Sólo debes identificar si es de parto real o falso.

No vienen solas:

Las contracciones vienen acompañadas de una fecha probable de parto, a veces la diarrea anuncia la inminencia del parto y otras señales que puedas aprender a leer de tu cuerpo y tu espíritu.

Yo tuve contracciones de falso parto dos días antes de dar a luz. Juré que era momento. Nunca había sentido nada parecido durante el embarazo ¡Era una contracción!, miré el reloj, intenté seguir durmiendo (eran las 6 am), luego volvió, y duró un minuto aproxidamente, y así estuve sintiendo contracciones durante una hora y duraban un minuto y venían cada 5 minutos o más. Luego, desaparecieron. Ajá, no era un engaño. Es simplemente un entrenamiento. El cuerpo está activando los músculos que trabajarán duramente muy pronto. Mi entrenamiento duró poco, pues a los dos días, a la misma hora de la mañana volví a sentir y volví a tomar el tiempo y comprendí, que ahora sí debía entrar en MODO VAMOS A PARIR. Algunas mujeres sienten estos ejercicios con más o menos antelación. Eso no importa. Lo importante es la clave.

La clave:

5-1-1 Este número es la clave, y es la guía para tomar el tiempo de las verdaderas contracciones/expansiones.

Contracciones cada 5 minutos que duran 1 minuto y que han ocurrido durante una hora. 5-1-1 toma nota.

Si aumentan de intensidad y se acortan en constancia, es decir, ocurren cada vez más cerca ¡estás a punto!

Abundan explicaciones en la web sobre tipos y causas de las contracciones, pero la interpretación de la señal depende de tu conexión con tu bebé y tu cuerpo. Claramente, hay indicadores que he comentado arriba, pero nadie mejor que tú sabrá que es el momento.

Lo importante es confiar y mantenerse alerta aunque no ansiosa.

¡Feliz embarazo y feliz parto!

#parto #falsoparto #contraccionesdebraxton #contracciones #expansiones

0 vistas

Mamá Mística  

Tenerife, Islas Canarias

  • Gris Icono SoundCloud
  • Gris Icono de YouTube
  • Facebook Clean Grey
  • Instagram Clean Grey