El cuarto mes... pura magia

27 May 2014

Durante el cuarto mes ocurren muchísimas cosas increíbles. La primera tal vez es que reaccionamos al embarazo y nos percatamos de que estamos iniciando el segundo trimestre. Esto significa que seguramente nos estamos sintiendo mejor físicamente aunque emocionalmente seguimos siendo un torbellino. 

 

En el cuarto mes me percaté de que estaba creciendo! mis pantalones ya no me cierran. Así que opté por usar faldas y cosas muy cómoda. Lo importante es no usar cosas que aprieten ni la incipiente pancita ni los senos. También noté que había aumentado ¡2 tallas de brasiere! y aumenté un kilo en total.

 

En este mes asistí a mi segunda cita médica (semana 13) en la que descartamos posibles malformaciones gracias a los cálculos del tabique nasal y otras mediciones. Si bien en esta cita algunos médicos dicen el sexo, mi Dra. prefirió no emocionarme ya que los genitales externos no están completamente formados. Lo que podría ser un pene, podría convertirse en un clítoris, así que decidimos esperar hasta la próxima consulta en la semana 18. 

 

Volver a escuchar su corazón es lo más emocionante que puede haber en el mundo. Sentir a ese caballito formar su vida y saber que eres tú la que bombea ese corazón. Es una sensación muy intensa. Cada vez más cerca de esa vida, de esa criatura que se gesta en nuestro vientre.

 

Por otro lado, este mes la congestión nasal o la rinitis de embarazada, las ganas de llorar y comer, y las ganas de que la panza crezca aunque ya sabemos que ocurrirá pronto, porque la ropa no nos queda igual, son algunas de las cosas que marcaron mi 4to mes. 

 

Lo importante es siempre alimentarse bien y sobre la rinitis, no sentir que estamos resfriadas, seguir comiendo frutas y vegetales y olvidarnos de los analgésicos. Es simplemente un síntoma más del embarazo: las mucosas se multiplican e invaden nuestro cuerpo. 

 

Seguramente en este mes te sentirás divina, hermosa, feliz. Son muchas las razones para estarlo. La primera es haber sobrepasado el primer trimestre, la segunda es estar iniciando el segundo y el que llaman el "mejor período del embarazo", las demás razones son emocionales, psicológicas, espirituales... tu cuerpo bombea muchísima sangre para formar a tu bebé así que la piel luce mucho más bella. Nuestras nuevas curvas son una sorpresa y un nuevo atractivo frente al espejo. Disfruta tu cuerpo, tu sexualidad, tu sensibilidad, libérate y abre tu corazón a todos estos cambios que no siempre son fáciles pero son únicos. 

 

Sentirnos bellas, queridas, y especiales es básico en el embarazo. Yo no dejo de sentirme la más especial de todas sólo por el hecho de que mi bebé me ha escogido para esta misión. Así que disfruto de cada instante. Si me molesto por algo, trato de ponerle más corazón que cabeza porque las hormonas son una horda de toros salvajes que a veces me hacen salirme completamente de mi centro. Lo que pienso en esos momentos es que todos somos humanos, y que la verdad es que no debo exagerar con varias cosas como:

 

Creer que no puedo sentir cosas negativas: lo que es negativo es sentirme una víctima incomprendida en ocasiones, sentir que me altero mucho por las cosas que no puedo controlar (el país, las personas, etc), sentir que sufro porque no tengo suficiente dinero o trabajo, etc. A ver, hay cosas que podemos controlar y otras que no. Lo que sea que sintamos es nuestra vida y nuestra responsabilidad, no podemos tampoco dejar de ser nosotras porque estamos embarazadas y nos preocupa mucho lastimar o transmitir cosas negativas al bebé. Lo que sí es necesario es tomar consciencia. SIempre pensar en si vale la pena o no sufrir o preocuparnos por ciertas cosas que no dependen de nosotros, sólo así podremos ofrecer un vientre agradable para el bebé. Pero si sentimos deseos de llorar, lloremos! no nos censuremos, que todo eso es parte de este momento y debemos vivirlo a plenitud. No todos los días serán color de rosa, pero podemos tener un pincel a mano y crearlo, modificarlo y recrearlo como queramos. Es momento de agradecer por todo y celebrarlo con lo mejor que hay en nosotras. 

 

La mayor sorpresa de todas es sentir que de repente hacia el final del cuarto mes, la pancita hace ¡plop! y como que empieza a crecer. Es sólo cuestión de sentir cuando me picaba intensamente la piel de mi barriga y mis senos y no rascarme... me frotaba con la yema de los dedos y claro, después de cada baño, era embadurnarme de cremas y masajearme con amor. Hablarle a la pancita y darme mucho amor. 

 

Please reload

Recent Posts
Search By Tags

March 22, 2016

Please reload

Please reload

  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Instagram Basic Square
Follow Us

© 2023 by Emily Clark. Proudly created with Wix.com

Mamá Mística  

  • Facebook Clean Grey
  • Twitter Clean Grey
  • Instagram Clean Grey
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now