El Altar de Parto (actualizado) 26.08.2020


El altar de parto es algo tan sencillo y poderoso como tú lo desees.

Es, simplemente, el lugar donde disponer las cosas, objetos, y detalles que funcionan como un recordatorio de lo que nos empodera.

Esas cosas que hemos recolectado a lo largo del embarazo (o de la vida) y que nos hacen sentir fuertes, felices, seguras, guapas, conectadas con la divinidad, con nuestra espiritualidad, etc.

La gama de cosas es infinita así como tus gustos y tus necesidades. Claramente, hay mujeres que son un poco más escépticas, sin embargo, yo soy de las que piensa que la magia está en la intención que le ponemos a eso que hacemos; el corazón con el que lo hacemos. Lo demás es simple "cosificación". Es decir, no es lo mismo un incienso encendido para que huela bien la casa, que encender un incienso con un corazón de ofrenda.

La noción de actuar con espíritu de ofrenda es clave, y consiste en que la verdadera ofrenda es la intención, la energía depositada en la acción, más que la ofrenda en sí misma. Esto significa llenar de sentido, de causa, de vida, eso que ofrecemos a la divinidad: fruta, incienso, flor, ese mantra pronunciado, esa intención, etc.

Un altar, además, tiene una connotación muy importante, es un espacio sagrado. Un lugar donde se dignifica y enaltece algo. En este caso, el parto, el nacimiento y el poder de la madre para conectar con su verdadero potencial.


Cómo empezar a armar el altar:

Empieza por repasar los objetos que tienes disponibles en tu casa y que creas que son especiales para ti por alguna razón. Luego podrás ir rearmando y reorganizando los elementos que consideres.


Generalmente colocamos una ecografía o un dibujo que nos recuerde a nuestro bebé. Fotografía o algo que nos recuerde quienes somos, nuestros seres amados, nuestra tribu, pareja, etc. Luego, a partir de allí, puedes empezar a sumar cosas.


Una buena forma es preguntarnos ¿de qué elementos puedo nutrirme y fortalecerme? ¿Qué objetos me inspiran y me hacen sentir mejor y más poderosa?


Luego te recomiendo que integres un objeto que represente cada elemento natural: agua, tierra, aire y fuego.


  • Agua: representa fluidez, frescura, nutrición y emoción. Puedes usar una concha de mar, una fotografía que te recuerde este elemento (cascadas, ríos, mares, lagunas, lagos, etc.), alguna estatua que simbolice este elemento para ti, o una botellita de agua potable transparente que tengas allí para beber. Considera que el agua tiene la capacidad de recibir las energías que le transmites y estarás ingiriendo tus propia medicina. No la dejes estancar tanto tiempo. Agítala antes de beber y dedícale unas palabras cada día como: "Agua sagrada, agua de vida, nutre mi alma y mi ser, permíteme contar con tu poder para fluir, nutrir y abrazar mis emociones desde el amor y la sabiduría". También puedes programarla con palabras escritas sobre la botella: "fluidez", "amor", "abundancia", "serenidad", "confianza". Nos ayudará en el embarazo a conectar con la capacidad de navegar nuestras aguas, de abrazar nuestras profundidades y observar nuestras mareas internas. Básicamente se trata de aprender a fluir, aprender a seguir, a permear nuestros rincones, y sobretodo hidratar nuestra consciencia, nuestra mente y nuestro espíritu.


  • Tierra: representa solidez, firmeza, enraizamiento, confianza, fortaleza. Se relaciona con las decisiones. A través de este elemento queremos conectar con nuestras raíces, nuestro pasado, nuestros orígenes, nuestra herencia desde una perspectiva nutritiva, natural y perfecta. Sólo así podremos sentirnos "bien plantadas" en nuestra vida, en nuestras decisiones y nuestros diferentes procesos. Puedes usar una roca, una piedra, una gema, un cuarzo, un cristal, un poco de arena, tierra, una planta, un trozo de madera, una estatua o figura que te recuerde este elemento (aunque no sea de madera -recuerda que la intención es lo que cuenta-). En todos los casos sirven fotografías que evoquen esta energía dentro de ti. Una foto de tu tierra natal, de la naturaleza, de todo aquello que te permita conectar con las cualidades que queremos evocar de este elemento. Recuerda que la Tierra simboliza también la Madre, la naturaleza sagrada de cada una y la capacidad de ser generosas, abundantes y nutricias con todo lo que nos necesita, como lo hace la Pachamama con todos nosotros, sus hijos. Es un elemento que debemos trabajar especialmente ahora que estamos convirtiéndonos en madres, para poder aprender a maternarnos, a sabernos capaces de autoabastecernos porque sabemos encontrar nuestros propios recursos interiores para ello. Para ello es importante saber que contamos con la enseñanza de la Madre Tierra para entonces ser abundantes, generosas, nutricias, con raíces profundas, con firmeza y fortaleza, y lo más importante: con gran capacidad de autoregeneración.


  • Aire: representa los pensamientos, la flexibilidad, pero también el espíritu y la fe. Puedes usar un incienso, salvia blanca, palo santo y "encender el aroma de tu espíritu". También sirven plumas que nos invitan a volar, elevar y ser ligeras en el buen sentido. Este elemento nos invita a reflexionar sobre cómo son nuestros pensamientos (¿vuelan o pesan, suben o caen, te elevan o te asfixian?). La mejor forma de representarlo en haciendo respiraciones conscientes en tu espacio sagrado. Así ofrendas al universo tu prana, tu aliento vital, tus pensamientos al compás de tu respiración, lo que se traduce en más oxígeno, más serenidad, más consciencia. La respiración consciente y a tu ritmo, simplemente manteniendo tu atención en ese instante presente te permitirá aprender a observar tu mente para poder canalizar tus pensamientos antes que se conviertan en emociones. Esto te permite evocar tu espíritu como el responsable de nutrirte a niveles profundos. Significa elevar, soltar y entregar al universo aquello que nos pesa. Implica esforzarnos por elevar nuestra mente y dar voz a nuestra espiritualidad.


  • Fuego: representa la pasión, la convicción, la energía vital, la determinación, el calor y la luz. Puedes usar una vela y conectar con las cualidades que ofrece este elemento. A través de este elemento queremos evocar nuestra asertividad. Esa capacidad de iluminar nuestra oscuridad interior; transformar desde nuestro fuego interior y quemar así miedos, dudas, patrones de pensamiento y relacionamiento negativos. Es el elemento que nos invita a resurgir, cual Ave Fénix, de nuestras cenizas. Implica no sentir miedo de la destrucción ya que es parte necesaria de la creación. La clave está en conectar con la confianza: la certeza de que el fuego ilumina mi ignorancia, depura, regenera y transforma. Consagra a al fuego tus creencias limitantes y considera que es el elemento iniciador de todo cambio. Considera que cuando no sabemos gestionar esta pasión y esta determinación podemos "incendiarnos" en radicalismos sin sentido.

Por eso, es importante considerar que el equilibrio de los elementos es clave. Mucha energía de la tierra puede hacernos sentir rígidas, por eso el agua trae fluidez, el aire flexibilidad, y el fuego confianza.


El equilibrio entre ellos es un trabajo diario y minucioso. No olvides tu naturaleza cíclica y cambiante. Para ello, el altar, es el espacio donde podemos observar cómo nos sentimos y cómo podemos equilibrar estos elementos en nuestras vidas, mediante el uso consciente de nuestra energía.


A continuación detallo mi altar de parto y lo que representa cada cosa:

Tú puedes hacer el tuyo con todo lo que consideres importante que participe de ese espacio sagrado.

Nota: No existe un altar equivocado. Cada una sabe qué quiere y qué necesita colocar allí. ¡Reúne y convoca tus elementos de poder!

Altar de parto
  • Incienso Tacamajaca: un incienso que realizan en el Amazonas venezolano y me recuerda a la selva y la fortaleza de esa zona tan lejana a mí ahora y tan sagrada, mística y pura. Eso es lo que quiero evocar precisamente.


  • Palo santo: una madera aromática del Amazonas también. Me conecta con los olores de la Madre Tierra ayudándome a revelar mi corazón salvaje y natural.

  • Velas: de muchos colores y olores. Representan la luz, el calor, el rito sagrado que significa para mí el parto.

  • Una estatuilla de una mujer sentada de rodillas coronando: La mujer no tiene cabeza y abajo de sus piernas se ve la cabeza del bebé saliendo (¡está coronando!) Es un regalo que me hizo mi doula, hecho por ella misma. Es un recordatorio para mí, de mi fortaleza, de que soy todas las mujeres (por eso no tiene cabeza) y que "parir es poder".

  • Un monito que se tapa los ojos: Es también un regalo de mi doula. Es un recordatorio de "Let the monkey do it" (deja que el mono lo haga), una frase de Ina May Gaskin que nos exhorta a sacar la mamífera interna y dejar de pensar, y entonces, actuar. Hacer el trabajo con el cerebro primal y no el racional. Representa mi tótem (la gorila).

  • Mandalas y banderines: Los mandalas los coloreé durante el embarazo y funcionan como "patrones de ordenamiento internos" que me recuerdan simplemente la complejidad y belleza de la vida. La confianza en que ese mandala vital nacerá perfectamente. Los banderines lo hicieron las mujeres de mi círculo en mi Blessingway. Es decir, las mujeres que asistieron y bendijeron a mi bebé, mi embarazo, mi parto y mi maternidad. Cada una escribió en un banderín de papel una afirmación para mí. Estas afirmaciones sólo me conectan con ellas y con mi deseo sincero de hacer bien mi trabajo de parto. Saber que aunque es mi momento y depende de mí, no estoy sola. "Soy todas las mujeres y eso significa todo su poder en mí".

  • Campanas: Cuencos tibetanos y campanas japonesas cuyas vibraciones me relajan mucho. Una de ellas la utilizo en mi práctica budista. Me gusta coleccionar campanas así que sólo las colocaré a mi alcance en el altar de parto para escucharlas y relajarme. Las campanas funcionan muy bien para equilibrar la energía gracias a su vibración. Es como ofrecer al universo una vibración positiva.

  • Un collar que hice: Siempre he pensado que los collares por estar colgados en el cuello y estar cerca del corazón son realmente muy poderosos. Son simbólicos y a la vez embellecen nuestro cuerpo. Representan la celebración de la belleza femenina, de la capacidad de autocuidarnos, de elevar nuestra autoestima y como me gusta hacer collares, he hecho uno especialmente pensando en mi bebé y en mi parto. Lo hice combinando materiales, muy intuitivamente y visualizando mi parto. Aunque no estoy segura de usarlo en ese momento, sé que estará presente en este pequeño panteón de cositas que conforman mi altar de parto.

  • Omamori: Gohonzon budista en miniatura. Como soy practicante del Budismo de Nichiren Daishonin, he decidido colocar en mi altar mi pequeño omamori que representa la Ley Mística, es decir, la Ley de Causa y Efecto. Representa para mí la comprensión de la interconexión entre todo (lo visible y no visible), el respeto por mi vida y la consciencia en mi capacidad de crear las causas para manifestar la felicidad que deseo (Para más info ver: www.sgi.org)


  • Piedras: Piedras con palabras pintadas para recordar aquello que deseo que "quede escrito en piedra". Eso que deseo que sea la base de mi camino hacia la maternidad y a lo largo de su infinito recorrido. "Fe", "Confianza", "Amor".

Como ves es hermoso y muy místico que puedas crear tu propio espacio sagrado. Al armar tu altar sólo debes estar consciente de que cada cosa es un objeto de poder para ti y tu bebé. Es una representación de las cosas que necesitas recordar en ese momento de total entrega a tu cuerpo y tu nacimiento como madre.


Este lugar no es simplemente un sitio decorativo, es muy importante que sepas que es tu espacio sagrado donde vas a conectar con esas "verdades" que has colocado. Es un lugar para acudir diariamente, aunque sea unos minutos, para encender una vela, hacer una plegaria, respirar, sobarte tu pancita y enseñar a tu bebé lo importante de consagrar nuestro tiempo, cuerpo, mente y espíritu para fortalecernos y producir/encontrar/fortalecer nuestra medicina interior.

¡Feliz parto a todas las tribus!

¿Y tu altar cómo es? ¡Me encantaría verlo! Etiquétame en Instagram para conocerlo y celebrar contigo el embarazo místico que estás construyendo y que antecede el glorioso nacimiento de ustedes como tribu.

#altardeparto #objetosdepoder #parto #espaciosagrado #embarazomistico

Recent Posts
Search By Tags
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Instagram Basic Square
Follow Us

Mamá Mística  

Tenerife, Islas Canarias

  • Gris Icono SoundCloud
  • Gris Icono de YouTube
  • Facebook Clean Grey
  • Instagram Clean Grey